El Milan ha puesto su mirada en Benjamin Sesko en su búsqueda de un número 9 para reemplazar a Olivier Giroud, quien se unirá a Los Angeles FC. El centrocampista austriaco quizá haya superado a Joshua Zirkzee en sus preferencias.

De acuerdo a La Gazzetta dello Sportel otro rossoneros están planeando comprar talento para la Eurocopa 2024 y vencer cómodamente a la competencia. Tiene una cláusula de rescisión variable que debería seguir aumentando debido a sus buenas actuaciones. Sin embargo, el equipo de la Serie A negociará la tarifa con el RB Leipzig en lugar de activarla.

Sesko se parece bastante a los delanteros por los que se ha apoyado el Milan en los últimos años. Marcó 16 goles y brindó 2 asistencias en 40 apariciones en todas las competiciones esta campaña. Ha marcado 12 goles en la Bundesliga.

El prodigio fue comprado el verano pasado al RB Salzburg por 24 millones de euros. Su cláusula de rescisión era originalmente de 50 millones de euros y podría aumentar hasta 75 millones de euros según sus cifras. Su salario no importaría. El rossoneros No será tan alto pero utilizará la mayor parte de su presupuesto para el puesto. Ficharon a Noah Okafor en un rápido movimiento desde la red Red Bull el verano pasado.

Nuestra visión de Milán y Sesko

Es un prospecto apasionante por su edad y sus atributos físicos y técnicos, pero también podría ser un arma de doble filo, al menos al principio. Debieron disgustarles lo que aprendieron en las negociaciones previas a Zirkzee si realmente lo tomaron en serio.